¡Inviértelo!

La mejor manera de aprovechar tu aguinaldo es invertirlo,  te tenemos unas opciones de inversión:

¿Cuál es el banco que da más intereses en México 2018?

En México el aguinaldo es una prestación que debe pagarse antes del 20 de diciembre de cada año y consiste en mínimo 15 días de salario diario (o bien la parte proporcional al tiempo efectivamente trabajado); mucha gente lo utiliza para afrontar los gastos de fin de año, aunque en realidad deberíamos invertirlo.

Si bien el aguinaldo es un dinero extra de lo que recibes cada semana, es importante que tomes tus precauciones y no permitas que el esfuerzo de todo un año se esfume por los gastos de fin de año. Enero está a la vuelta de la esquina y con él un nuevo año con gastos que afrontar; utiliza responsablemente tu dinero, para que termines el año sin deudas y con un dinero extra. Una forma de hacer crecer tu dinero es invirtiéndolo.

Generalmente el ahorro es el primer paso para alcanzar tus metas, pero si eres de aquellos que ya tiene el hábito del ahorro y puedes destinar una cantidad mensual a este rubro, no lo pienses más y comienza a invertir.

Invertir es poner a trabajar tu dinero de manera segura, buscando obtener una ganancia en el futuro. Es importante que al momento de recibir tu aguinaldo tomes la decisión de no gastarlo, es mejor ponerlo a trabajar en un instrumento de inversión, esto te ayudará por ejemplo a tener un retiro digno, asegurar la educación de tus hijos o hasta comprar una vivienda. Pero antes de comenzar es necesario conocer algunos conceptos para que puedas hacer la mejor elección.

 

Antes de invertir pregúntate: ¿para qué quiero invertir?, ¿en cuánto tiempo quiero recuperar mi inversión?, ¿qué edad tengo?, ¿cuánto dinero estoy dispuesto a arriesgar? y ¿qué tanto conozco sobre inversión? o ¿cuál es mi experiencia invirtiendo?

Una vez que hayas pensado a detalle estas preguntas es momento de que traces tu ruta para comenzar una inversión.

1. Identifica qué tipo de finanzas tienes por medio de un presupuesto.

Registra tus ingresos y gastos de un periodo determinado; recuerda que debe de ser realista ya que es necesario seguirlo estrictamente. Con un presupuesto bien planeado podrás administrar tus recursos y concretar tus metas de inversión.

2. El hábito del ahorro es primordial para hacer crecer tu dinero, como lo mencionábamos anteriormente, lo apropiado es que tengas una cuenta con alguna Institución Financiera autorizada.

3. Piensa para qué quieres el dinero y para cuándo necesitarás el dinero de tu inversión.

4. Establece la cantidad que quieres destinar para tu inversión, ten en cuenta que primero debes de cubrir tus necesidades.

5. Nunca dejes de ahorrar, recuerda que debes de seguir con este hábito e invertir los recursos cada que puedas.

 ¿En qué puedo invertir?

El instrumento de inversión que elijas debe de adecuarse a tu perfil de inversionista; existen 2 tipos de instrumentos:

A) De renta variable: son aquellos que al contratarlos, no sabes los rendimientos que te generarán al finalizar el plazo, entre ellos se encuentran acciones y algunos fondos de inversión. Los últimos también son conocidos como Sociedades de Inversión y son instituciones que reúnen el ahorro de varias personas que al participar se convierten en accionistas de dicha sociedad. Un fondo de inversión busca invertir el dinero de las personas en diferentes instrumentos para reducir riesgos. Como no cuentan con un rendimiento garantizado, mientras menor porcentaje esté invertido en instrumentos de deuda, mayor es la expectativa de rendimiento.

B) De deuda: Son instrumentos emitidos y respaldados por el Gobierno Federal, al comprarlos se puede saber cuál es el rendimiento que se obtendrá al finalizar el plazo y entre ellos están:

*Certificados de la Tesorería de la Federación

Mejor conocidos como CETES, al comprar uno (cuyo valor nominal es de 10 pesos) lo adquieres siempre con descuento y al finalizar el plazo recibes un rendimiento que es la diferencia entre el valor nominal y el precio que pagaste realmente al comprarlo. Se considera como un instrumento seguro, su rendimiento es bajo, recomendado para inversionistas conservadores y cuenta con una garantía ante el Gobierno Federal.

*BONDES

Los Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal, también son instrumentos de inversión gubernamentales. A diferencia del CETE, sí paga intereses cada 28 o 91 días y los recibes al finalizar el plazo. Es un instrumento seguro, su rendimiento es bajo, recomendado para inversionistas conservadores, tienen plazos de 1, 3 y 5 años, puedes invertir desde 100 pesos y también cuenta con una garantía ante el Gobierno Federal.

*Pagarés con Rendimiento Liquidable al Vencimiento (PRLV)

Son títulos a corto plazo que emiten diversas entidades crediticias. Establecen una tasa de rendimiento desde el momento de la contratación. Su valor nominal es de 1 peso y puedes comenzar una inversión desde mil pesos. Es un instrumento de bajo rendimiento y la garantía la otorga el banco emisor.

 

Fuente: Conducef y portales de internet

Escribir un comentario